Un año en libros: Mis favoritos y recomendaciones del 2013

Este año 2013, al igual que en el 2012, no pude alcanzar mi meta de leer 52 libros en el año. Estoy cada vez más cerca: el año pasado leí 36, y este subí hasta 39. Con la ayuda de unos cálculos sencillos y unos supuestos muy poco sustentados puedo estimar que con ese ritmo de aumento para el año 2018 podré alcanzar los 52 libros.

Aun cuando no alcancé mi meta, estoy muy satisfecho con la calidad de los libros que leí, algo que imagino es más importante que estar satisfecho con la cantidad. Separé los libros que más me gustaron en dos partes: los recomendados y los favoritos. El hecho de que considere un libro como favorito no significa necesariamente que lo recomiendo para otros. Réquiem Para Un Sueño es una buena película pero, ¿quién en su sano juicio la recomendaría a otra persona? Por último, para los libros que leí en inglés coloco también el título de la edición en español.

Libros Recomendados

Los Detectives Salvajes, de Roberto Bolaño (1998). Un libro con tres partes que empieza y termina con la divertida, tensa y absurda historia de las andanzas de los aspirantes poetas Arturo Belano (el mismo Bolaño) y Ulises Lima en el México de los años setenta, contada por un agradable y –al menos para el lector– carismático compañero. Estas partes acotan testimonios que completan el rompecabezas de las desordenadas vidas de Belano y Lima. Un libro que es difícil de soltar.
High Fidelity (Alta Fidelidad), de Nick Hornby (1995). El dueño de una tienda de discos sufre de una crisis de adultez, mientras intenta sobreponerse a su inmadurez y reconquistar a su novia. Un libro lleno de buen sentido del humor, pero sin ausencia de momentos reflexivos.
Cloud Atlas (El Atlas de las Nubes), de David Mitchell (2004). Seis historias entretejidas, que van desde mediados de los 1800 hasta un futuro cientos (¿o miles?) de años después. Combina una excepcional narración, con interesantes historias, tanto en cada historia por separado como en la vinculación del todo.
One Flew Over the Cuckoo’s Nest (Alguien voló sobre el nido del cuco), por Ken Kesey (1962). Narrada por un apartemente sordo y mudo indígena norteamericano que está recluido en un hospital psiquiátrico, con énfasis en Randle, un convicto de poca monta que buscó transferencia de una cárcel al hospital para cumplir ahí el resto de su condena, y en la lucha de este con su némesis, la enfermera Ratched.
Soldados de Salamina, por Javier Cercas (2001). Lo que empieza como una investigación sobre el frustrado fusilamiento y posterior huída del falangista Rafael Sánchez Mazas durante la Guerra Civil española se convierte pronto en una búsqueda del soldado que le perdonó la vida, con la expresa confesión del escritor de que quizás esté zigzagueando entre realidad y ficción.
El maestro y Margarita, por Mikhail Bulgakov (1966). El Diablo visita la Unión Soviética en la década de los 1930, dejando caos y confusión en su estela, y pervirtiendo el estricto y asfixiante orden comunista, mientras que Bulgakov también nos traslada al Jerusalén de Poncio Pilatos y la agonía de este durante su juicio a un tal Yoshúa Ga-Nozri. Un buen libro difícil de catalogar, en el que conviven distintos géneros y estilos: novela, fantasía, sátira, comedia, y crítica.
Harry Potter and the Sorcerer’s Stone, por J.K. Rowling (1997). Finalmente mojé mis pies en el lago de Harry Potter, y fue bastante entretenido. A estas alturas quien no haya leído este libro es porque no tiene ningún interés en hacerlo, pero puedo atestiguar que deberían probarlo.

Libros Favoritos

Cloud Atlas (El Atlas de las Nubes), de David Mitchell (2004)
One Flew Over the Cuckoo’s Nest (Alguien voló sobre el nido del cuco), por Ken Kesey (1962).
2666, de Roberto Bolaño (2004). Una novela monumental, no solo por su extensión sino también por envergadura y ambición del libro. Bolaño trabajó los últimos años de su vida en 2666, la cual consideraba su gran obra. La novela está dividida en cinco partes, una de las cuales es dedicada a los asesinatos de mujeres en una ciudad del desértico norte de México, que sirve de centro físico y temático para vincular las otras cuatros historias. Pasé varios días pensando en este libro después de terminarlo, y seguramente lo leeré de nuevo.
No Country for Old Men (No es país para viejos), por Cormac McCarthy (2005). Muchos ya habrán visto la película, lo que no evitarán que disfruten el libro. El tercer libro que leo de McCarthy, quien por su estilo directo y elegante es uno de mis autores favoritos. Al igual que The Road (La Carretera) y Blood Meridian (Meridiano de sangre), McCarthy aborda los momentos más desesperanzadores y violentos con una aparente simpleza que sirve para darles mayor impacto.
La virgen de los sicarios, por Fernando Vallejo (1994). Me gustó el estilo desenfadado e impenitente de Vallejo, y también disfruté otro libro por él este año, El Desbarrancadero, que también podría estar en esta lista. La historia en este libro se desarrolla en la Medellín azotada por la violencia de los años del reinado de Pablo Escobar, y la ciudad es tan entorno como protagonista de esta novela.
All Quiet on the Western Front (Sin novedad en el frente), por Erich Maria Remarque (1929). Un soldado alemán narra las penurias y desencanto entre soldados de la Primer Guerra Mundial. Pueden leer aquí mi reseña.
The Big Short: Inside the Doomsday Machine (La gran apuesta), por Michael Lewis (2009). Una mirada a la crisis financiera del 2008-2009 desde el punto de vista de las personas que la predijeron con sobrada antelación, muchos de los cuales ganaron fortunas yendo contra la corriente y apostando a la venidera crisis. Para los interesados en el tema económico y financiero es un libro que tiene muchas lecciones que ofrecer, escrito por un excepcional narrador.

Otros libros que disfruté
Suite Francesa, por Irène Némirovsky (escrita en 1942, publicada en 2004)
Pedro Páramo, por Juan Rulfo (1955)
El Desbarrancadero, por Fernando Vallejo (2002)
Popular Crime: Reflections on the Celebration of Violence, por Bill James (2011)
The Things They Carried (Las cosas que llevaban los hombres que lucharon), por Tim O’Brien (1990)
Beloved, por Toni Morrison (1987)
The Signal and the Noise: Why So Many Predictions Fail – But Some Don’t, por Nate Silver (2012)
Winesburg, Ohio, por Sherwood Anderson (1919). Pueden leer mi reseña de este libro aquí.
Islam: A Short History, por Karen Armstrong (2000)
Waiting for Godot (Esperando a Godot), por Samuel Beckett (1952)
El día del atentado. El frustrado magnicidio contra Rómulo Betancourt, por Edgardo Mondolfi (2013)
A Visit from the Goon Squad (El tiempo es un canalla), por Jennifer Egan (2010)
A Moveable Feast (Paris era una fiesta), por Ernest Hemingway (1964)
El principito, por Antoine de Saint-Exupéry (1940)
Alice in Wonderland, por Lewis Carroll (1865)
Outliers (Fueras de serie), por Malcolm Gladwell (2008)
Moneyball: The Art of Winning an Unfair Game, por Michael Lewis (2003)
La Vida de Pi, por Yann Martel (2001)
Mañana en la batalla piensa en mí, por Javier Marías (1994)
On Writing: A Memoir of the Craft (Mientras escribo), por Stephen King (2000)

Libros que no disfruté mucho
Bartleby & Co., por Enrique Vila-Matas (2000)
Leaving the Atocha Station (Saliendo de la estación de Atocha), por Ben Lerner (2011)
The Picture of Dorian Gray (El retrato de Dorian Gray), por Oscar Wilde (1890)
Eating the Dinosaur, por Chuck Klosterman (2009)
Breakfast of Champions (El desayuno de los campeones), por Kurt Vonnegut (1973)
Ubik, por Philip K. Dick (1969)
Delirio, por Laura Restrepo (2000)

Puede ver mi perfil en Goodreads para más listas y calificaciones de libros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s